Aquí en nuestro intrépido viaje a París para ser jurado de la Just Dance World Cup