Durante la práctica del baile se pierden muchos minerales a través del sudor.

Incluir el agua de mar en nuestra dieta nos ayuda a tener una recuperación muscular más rápida, nos fatigamos menos y tenemos más vitalidad, ya que tiene un montón de minerales.

Éstos ayudan a evitar la deshidratación intracelular y aporta una mayor disponibilidad de glucosa para los músculos.

Hay que tenerla en cuenta para evitar lesiones y calambres a la vez que mejoramos nuestro rendimiento físico.

Nosotros la compramos aquí:   Laboratoires Quinton